Trucos para las Uñas Saludable con Vitaminas

Trucos para las Uñas Saludable con Vitaminas

Uñas sanas son fácilmente alcanzables con un poco de cuidado y la ingesta de nutrientes esenciales, especialmente vitaminas. Obtenga más información sobre las vitaminas necesarias para mantener las uñas sanas.

Las uñas son indicadores de nuestra salud física y el bienestar mental. Para mantener la salud de las uñas, es esencial para alimentar y para protegerlos de infecciones y lesiones. Uñas saludables es algo que todas las mujeres anhelan. Es un error común pensar que el logro es difícil y tedioso, y que las manicuras regulares sólo pueden ayudar a mantenerlas. Sin embargo, pueden lograrse fácilmente mediante el cuidado de ellos y en forma apropiada. Seguro que requiere poco tiempo y esfuerzo, pero el resultado sería sin duda vale la pena.

 

Vitaminas vitales:
Una proteína robusto y resistente conocida como queratina, secretada por células especializadas de la epidermis, es el componente principal de un clavo. Protege los dedos e imparte fuerza, la textura y el color de las uñas. Las vitaminas juegan un papel importante en la producción de queratina. La falta de vitaminas y otros nutrientes puede causar varios problemas relacionados con las uñas, como la fragilidad, la formación de cordilleras, la sequedad y decoloración.

Vitamina A: La vitamina A (retinol) desempeña un papel en la síntesis de la queratina en el cuerpo. Se requiere para mantener la fuerza y la integridad de las uñas. También ayuda en el crecimiento de las uñas y ayuda a evitar la sequedad.

Fuentes: zanahoria, calabaza, papaya, camote, tomate, albaricoque, espinacas y otras verduras de hoja verde, huevos y productos lácteos.

 

Vitamina B: vitaminas del grupo B ayudan a mantener la textura de las uñas. Protegen a los clavos de las infecciones bacterianas y fúngicas. La deficiencia de vitamina B resulta en la formación de rebordes horizontales y verticales en las uñas y los hace frágiles. La falta de vitamina B12 puede causar el oscurecimiento de las uñas y las puntas de las uñas curvadas o redondeadas. La biotina, un tipo de vitamina B, es esencial para el crecimiento de las uñas y previene la división de uñas.

Fuentes: cereales, pimiento, legumbres, leche, queso, huevo, pescado y carne.

 

Vitamina C: La vitamina C (ácido ascórbico) se asegura de que los clavos mantenerse hidratado. La falta de vitamina C causa padrastros, y hace que las uñas aparecen aburrido y seco. También puede hacer que los tejidos que rodean las uñas se hinche.

Fuentes: limón, lima, naranja, tomate, repollo, coliflor, brócoli, perejil y espárragos.

 

Vitamina D: La vitamina D ayuda a regular la producción de queratina. Se imparte fuerza y evita que las uñas se despeguen.

Fuentes: salmón, caballa, carne, yema de huevo y queso.

 

Vitamina E: La vitamina E mejora la textura de las uñas y las fortalece.

Fuentes: cereales, vegetales de hojas verdes, almendras, semillas de girasol, avellanas y cacahuetes.

 

Vitamina K: Es necesario para evitar la división del clavo y el agrietamiento.

Fuentes: Vegetales de hojas verdes, remolacha, ciruela, pepino y guisantes.

 

Una dieta equilibrada es la mejor manera de cumplir con estos requerimientos vitamínicos. También se puede consumir en forma de suplementos dietéticos. Junto con las vitaminas, minerales como el hierro, aminoácidos, zinc, calcio, etc… Son también esenciales para prevenir la formación de crestas y agrietamiento de las uñas. Las mujeres tienden a ser deficientes en calcio, y por lo tanto se debe prestar especial atención a los sutiles signos de deficiencia de calcio como el peeling y la fragilidad de las uñas. La proteína dietética ayuda a mantener un lecho de la uña sana, y el crecimiento y la fortaleza de las uñas. Los ácidos grasos mejorar la textura uña y ayudar a mantener la flexibilidad.

Consejos para uñas fuertes y saludables:

Evite morderse las uñas. En su lugar, ajustar y presentar con regularidad para asegurarse de uñas secas, limpias y libres de infecciones.
Use sus propios instrumentos cuando usted consigue una manicura hecha en el salón de belleza. Lave los instrumentos con agua tibia después de cada uso.
En el caso de las uñas encarnadas, consulte a un dermatólogo y hacer que tratar.
Asegúrese de hidratar las uñas todos los días con una crema de la cutícula que contiene vitamina E. También puede masajear las uñas con una mezcla de miel, el jugo de limón y aceite de oliva.
El tratamiento de las uñas con unas gotas de almendra, aceite de jojoba, romero, y los hará más fuertes y mejorar su textura.
Usando una base de pintura de uñas multivitamínico le ayudará a nutrir las uñas y mantenerlas hidratadas.

Al igual que cualquier otro órgano del cuerpo, las uñas también se ven influidos por nuestra dieta diaria. Por lo tanto, una dieta balanceada que contenga todas las vitaminas y nutrientes esenciales, junto con el uso de buenos productos de cuidado de las uñas es la clave para lograr uñas fuertes, suaves y saludables.

Energy homeosor

Si le ha gustado este articulo haga click en google +.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *