Aquí los tienes: los 44 mejores consejos de salud. Asegurate de hacer el número 45 – Tomate tu tiempo para leer esta lista.

1. Copia a tu gato: aprende a hacer ejercicios de estiramiento cuando te despiertas. Aumenta la circulación y la digestión, y alivia el dolor de espalda.

2. No te saltes el desayuno. Los estudios demuestran que el consumo de un desayuno adecuado es una de las cosas más positivas que puedes hacer si estás tratando de perder peso. Un desayuno equilibrado con fruta fresca o zumo de fruta, unos cereales de desayuno ricos en fibra, leche baja en grasa o yogur, pan tostado integral, y un huevo duro.

3. Poner al día la higiene. Muchas personas no saben cómo cepillarse los dientes correctamente. Un cepillado incorrecto puede causar tanto daño a los dientes y las encías como el no cepillarse en absoluto. Hay mucha gente que no se cepillan durante el tiempo suficiente, no usan el hilo dental y no ven al dentista regularmente. Coge el cepillo de dientes de la misma manera que coges un lápiz o un pincel durante al menos dos minutos. El cepillado incluye los dientes, la unión de los dientes y las encías, la lengua y el techo de la boca.

4. Ejercicios para tu mente. Ten tu cerebro repleto de energía. Investigadores estadounidenses acuñaron el término ‘neurobics’ para las tareas que activan  vías bioquímicas propias del cerebro y para aportar nuevas vías en línea que pueden ayudar a fortalecer o preservar los circuitos cerebrales. Cepillate los dientes con la “otra” mano, coge una nueva ruta al trabajo o elige la ropa basandote en el sentido del tacto en vez de la vista. Las personas con agilidad mental tienden a tener índices más bajos de la enfermedad de Alzheimer y el deterioro mental relacionado con la edad.

5. Coge los malolientes. Ajos, ​​cebollas, cebolletas y los puerros contienen todas cosas que son buenas para ti. Un estudio realizado en el Instituto de Salud del Niño, en Ciudad del Cabo encontró que comer ajo crudo ayudó a luchar contra las infecciones graves de la niñez. El calor destruye estas propiedades, por lo que cometelos crudos, tomatelo con zumo de frutas o en forma de tabletas.

6. Un vaso de vino tinto al día es bueno para ti. Unos cuantos estudios han encontrado esto, pero uno reciente encontró que los polifenoles (un tipo de antioxidante) en el té verde, vino tinto y aceitunas también pueden ayudar a protegerte contra el cáncer de mama. Se cree que los antioxidantes ayudan a protegerse de los carcinógenos ambientales como el humo del tabaco pasivo.

7. Manten los huesos fuertes. Obten tu calcio diario con una pastilla, con leche o comiendo yogur. Vas a mantener los huesos fuertes. Recuerda que tu densidad ósea disminuye después de los 30 años. Necesitas por lo menos 200 miligramos al día, lo que se debe combinar con el magnesio, o simplemente no será absorbido.

8. Come bayas. Los arándanos, fresas y frambuesas contienen nutrientes de las plantas conocidas como antocianinas, que son poderosos antioxidantes. Los Arándanos rivalizan con las uvas en las concentraciones de resveratrol – el compuesto antioxidante que se encuentra en el vino tinto que ha asumido proporciones casi mitológicas. El resveratrol se cree que ayuda a proteger contra enfermedades del corazón y cáncer.

9. Sabores picantes. Las comidas picantes y calientes que contienen chiles o pimienta de cayena desencadenan endorfinas, las hormonas  de la sensación de bienestar. Las endorfinas tienen un poderoso, casi narcótico, efecto y te hacen sentir bien después de hacer ejercicio.

10. Cortar las hierbas antes de operaciones. Algunos suplementos de hierbas – del popular mosto de San Juan y el ginkgo biloba al ajo, el jengibre, el ginseng y la matricaria – pueden causar un aumento del sangrado durante la cirugía, lo advierten los cirujanos. Puede ser conveniente que dejes de tomar todos los medicamentos, incluyendo suplementos herbales, al menos dos semanas antes de la cirugía, e informar a tu cirujano acerca de tu uso de hierbas.

11. Yo digo tomate. El tomate es una superestrella en la fruta y verdura. Los tomates contienen licopeno, un poderoso combatiente del cáncer. También son ricos en vitamina C. La buena noticia es que los tomates cocidos son también nutritivos, a fin de utilizar en pasta, sopas y guisos, así como en ensaladas. La British Thoracic Society dice que los tomates y las manzanas pueden reducir su riesgo de asma y enfermedades pulmonares crónicas. Ambos contienen la quercetina antioxidante. Para que disfrutes de sus beneficios, come cinco manzanas a la semana o un tomate cada dos días.

12. Comete el estrés. Para prevenir la hipoglucemia causada por el estrés, come regularmente pequeñas y sanas comidas y ten las frutas y verduras a mano. Los tés de hierbas también calman los nervios crispados. Comer hidratos de carbono no refinados, nueces y plátanos estimula la formación de serotonina, otra hormona que te hace sentir bien. Pequeñas cantidades de proteínas que contienen el aminoácido triptamina pueden darte un impulso cuando el estrés te canse.

13. Cargado de vitamina C. Nosotros necesitamos por lo menos 90 mg de vitamina C por día y la mejor manera de conseguir esto es comer al menos cinco porciones de frutas y verduras todos los días. Así que a por las naranjas y guayabas!

14. No seas insensato con el ácido fólico. El ácido fólico lo deben tomar regularmente todas las mujeres embarazadas y personas con baja inmunidad a las enfermedades. El ácido fólico previene la espina bífida en los bebés que están por nacer y puede desempeñar un papel en la prevención del cáncer. Se encuentra en los vegetales de hoja verde, hígado, fruta y salvado.

15. Vitamina A. Esta vitamina, y el caroteno beta, ayudan a aumentar la inmunidad contra las enfermedades. También ayudan en el proceso de curación de enfermedades como el sarampión y es recomendado por la OMS. Unas buenas fuentes naturales de vitamina A son los riñones, el hígado, productos lácteos, verduras de color verde y amarillo, papaya, mango, pimienta de chile, acedera roja y aceite de palma roja.

16. El agua pura. No tengas refrescos o bebidas energéticas, mientras estás haciendo ejercicio. Mantente bien hidratado bebiendo suficiente agua durante el entrenamiento (no hay que exagerar las cosas, beber mucha agua también puede ser peligroso). Mientras que tu necesitaras las bebidas energéticas para carreras de larga distancia, en las sesiones de ejercicio más cortos en el gimnasio, tu cuerpo va a quemar la glucosa de la bebida primero, antes de empezar a quemar la grasa corporal. Lo mismo va para comer dulces.

17. IG, índice glucémico. Los carbohidratos con un índice glucémico alto, como el pan, el azúcar, la miel y los alimentos a base de cereales te darán energía instantánea y aceleraran tu metabolismo. Si esas tratando de quemar la grasa, pegate a los frijoles, arroz, pasta, lentejas, guisantes, habas de soja y salvado de avena, los cuales tienen un recuento bajo de IG.

18. Consciente de ser. Probablemente has escuchado el viejo dicho de que la vida es demasiado corta para dediacrala cosas inutiles. Pero tal vez deberías considerar lo contrario: que la vida es demasiado corta como para no centrarte en las tareas simples. Al reducir la velocidad y concentrarte en las cosas básicas, podrás despejar tu mente de todo lo que te preocupa. Concentrarte en las sensaciones y experiencias de nuevo: observar la textura áspera de la piel de una fresa, probar el zumo agridulce cuando muerdes una fruta, cuando tu pareja te acaricia la mano, prestar especial atención a la sensación de tu piel, y aprender a centrarte en tareas simples, mientras que las haces.

19. El secreto de estiramiento. Cuando te estires, manten la posicion hasta que sientas el estiramiento y mantenlo durante unos 25 segundos. Respira profundamente para ayudar a tu cuerpo a llevar sangre rica en oxígeno a los músculos doloridos. No rebotes o te obligues a una posición incómoda.

20. Haz primero tus ejercicios con peso. Los expertos dicen que el entrenamiento con pesas debe hacerse en primer lugar, porque es un ejercicio de intensidad más alta en comparación con el cardio. Tu cuerpo es más capaz de manejar tus ejercicios de pesas al principio del entrenamiento porque estas más fresco y tienes la energía necesaria para trabajarlo. Por el contrario, el ejercicio cardiovascular debe ser lo último que hagas en el gimnasio, ya que ayuda a tu cuerpo a recuperarte al aumentar el flujo sanguíneo a los músculos, y el lavado de ácido láctico, que se acumula en los músculos, mientras estas entrenando con peso. El ácido láctico hace que tus músculos sientan rigidez y dolor.

21. Quema grasa a intervalos. Para mejorar tu condición física y perder peso rápidamente, aprovecha los beneficios del entrenamiento a intervalos. Coloca la cinta de andar en el programa de intervalos, donde la velocidad y la carga de trabajo varía de minuto a minuto. Construir gradualmente, cada minuto y volver a la velocidad de arranque. Repite esta rutina. No sólo va a ser menos monótono, si no que además puedes entrenar menos tiempo y conseguir mejores resultados.

22. Hacia la tierra. Si tus tobillos, rodillas y caderas te duelen al correr en el pavimento, no te lo pienses ves a la tierra. Los senderos o caminos suaves son mucho más fáciles para las articulaciones que las cosas difíciles. Además, las superficies de tierra tienden a ser desiguales, lo que te obliga a reducir la velocidad un poco y centrarte en dónde pones los pies – buenos para la agilidad y la concentración.

23. Acaba con el aburrimiento. Acelera tu metabolismo, alternando la velocidad y la intensidad durante los entrenamientos aeróbicos. No sólo has de alternar tu rutina para evitar el agotamiento o el aburrimiento, sino para dar a tu cuerpo una sacudida. Si normalmente caminas a 6,5 ​​km/h en la cinta o tardas 15 minutos para andar un kilometro, altera el ritmo, ves a 8km/h durante un minuto más o menos durante el entrenamiento. Haz esto cada cinco minutos más o menos.

24. Refréscate sin cerveza. No comas hidratos de carbono hasta por lo menos una hora después del ejercicio. Esto obligará a tu cuerpo a descomponer la grasa del cuerpo, en lugar de utilizar los alimentos que ingieras. Quedate con las frutas y líquidos durante esa hora, evitar la cerveza.

25. Muy bien, ahora haz 100 de esos. En el gimnasio, cuenta con la ayuda – aunque sea temporalmente – de un entrenador personal. Asegúrate de aprender a respirar correctamente y hacer los ejercicios de la manera correcta. Recibirás más de un entrenamiento, mientras que gastarás menos tiempo en el gimnasio.

26. No fumes. No fumes y si ya fumas, haz todo lo que este en tu poder para dejar de fumar. No caigas en que tu abuela fumaba y ha vivido hasta los 90, ni siquiera las grandes tabacaleras se lo creen. Aparte de los riesgos conocidos de enfermedades del corazón y el cáncer, los cirujanos ortopédicos han encontrado que el fumar acelera la pérdida de la densidad ósea y constriñe el flujo de sangre. Así que podrías vivir hasta los 90 años de edad teniendo algun miembro amputado y oliendo a tabaco rancio.

27. Pregunta sobre tu tía. Conoce tu historia familiar. Necesitas saber si hay enfermedades hereditarias que merodean por tu genética. Según la Clínica Mayo, EE.UU., averiguar cuáles de tus abuelos murieron y como te puede proporcionar información útil – incluso para salvar vidas – información acerca de lo que hay en el almacén para ti. Y ser sincero: 25 por ciento de los hijos de alcohólicos se convierten en alcohólicos.

28. Hazte controles tu misma. Hazte un autoexamen de los senos. La mayoría de los socios están más que dispuestos a ayudar, no sólo por el cáncer de mama es el cáncer más común entre las mujeres. El mejor momento para examinar tus senos se encuentra en la semana después de tu período.

29. Hazte pruebas para el cancer de utero. Es recomendable hacerse la prueba una vez al año. No está en nuestra lista de cosas favoritas, pero es vital. El cáncer de cuello de utero mata a 200 000 mujeres al año. Pero las posibilidades de supervivencia son casi 100 por ciento si se detecta a tiempo. Ten especial cuidado si Empezaste a tener actividad sexual a una edad temprana, habiendo tenido múltiples parejas sexuales.

30. Comprender las hormonas. La investigación reciente sugiere que el uso a corto plazo (menos de cinco años) de la TRH no está asociado con un aumento en el riesgo de cáncer de mama, pero que el uso por más de diez años podría ser. El cáncer de seno se detecta antes en las mujeres que usan TRH, ya que están más atentas a la enfermedad que otras mujeres.

31. Gana a los estornudos. Hay más de 240 alérgenos, algunas raras y otras muy comunes. Si eres una persona estornuda debido al polen: cierra las ventanas de tu coche mientras se conduce, y no enciendas el ventilador interno (con el que entra aire desde el exterior), y evita estar al aire libre 05 a.m.-10 a.m. cuando los recuentos de polen son más elevados, ves de vacaciones a zonas con bajos niveles de polen, como la orilla del mar y mantente alejado de la hierba recién cortada.

32. Alergico a los animales. Si eres alérgico a tu gato, perro, periquito o cerdito mascota, deja de sufrir los estragos de la caspa de los animales: instala un filtro de aire en tu hogar. Manten a tu mascota fuera de casa todo lo que puedas y cepillalo fuera de casa para eliminar el pelo suelto y otros alergenos. Mejor aún, pide a otra persona que lo haga.

33. Deportes amigos del asma. La natación es el mejor deporte para quienes tienen asma, pero el ciclismo, piragüismo, pesca, vela y caminar también son buenos, según los expertos. El asma no te debe obstaculizar en el deporte. El 11 por ciento del equipo olímpico de EE.UU. eran asmáticos – y solo entre ellos ganaron 41 medallas.

34. El calor intenso. Los rayos del sol pueden quemar, incluso a través del cristal grueso, y bajo el agua. Hasta el 35 por ciento de los rayos UVB y 85 por ciento de los rayos UVA atraviesan el vidrio grueso, mientras que el 50 por ciento de los rayos UVB y 77 por ciento de los rayos UVA atraviesan un metro de agua y ropa de algodón húmeda. Lo que significa que necesitas usar un protector solar mientras conduces tu coche en vacaciones, y uno con resistencia al agua si estás nadando.

35. Envejecimiento prematuro. Manténte alejado de bronceadores perfumados y que huelen a aceite de coco o naranja si quieres que tu piel se mantenga joven. Estos bronceadores contienen psoraleno, que acelera el proceso de envejecimiento. Más bien estas utilizando un falso bronceador. Son tan malos como el propio sol.

36. El Protector solar puede ser una cortina de humo. El protector solar puede ser que no impida que te quemes por el sol, o reduzca el riesgo de desarrollar cáncer de piel. Esto es porque la mayoría de la gente no se lo aplica como es debido, y permanece en el sol demasiado tiempo. ¿La solución? Untate protector solar todos los días y volver a aplicartelo con frecuencia, especialmente si has estado en el agua. ¿Cuánto? Al menos lo suficiente como para llenar un vaso de chupito.

37. Reír y llorar. Reirse es bueno para ti. Así es la risa, se ha demostrado que ayuda a sanar los cuerpos, así como a los corazones rotos. Los estudios realizados en Japón indican que la risa estimula el sistema inmunológico y ayuda al cuerpo a sacudirse reacciones alérgicas.

38. No se acaba hasta que se acaba. Acaba con relaciones que ya no te funcionan, ya que podrías pasar tiempo en un callejón sin salida. Dirígete a cosas más significativas. Podrías estar perdiendo oportunidades, mientras que estes atascado en una rutina sin sentido, tratando de dar vida a algo que es cosa del pasado.

39. Las personas fuertes van en busca de ayuda. Pida ayuda. Crujir los dientes en la oscuridad no ayudará a sumar puntos extra. Es un signo de fortaleza el pedir ayuda y la gente te respetará por ello. Si hay un problema en una relación, el que se niega a ir en busca de ayuda es por lo general la persona en quien reside el problema, para empezar.

40. Guarda el agua caliente para otras ocasiones. Ducharse o bañarse en agua que este demasiado caliente secará tu piel y hará que envejezca prematuramente. El agua templada es mucho mejor. Aplica crema hidratante mientras la piel todavía está húmeda – va ha hacer que se absorba más fácilmente. Añade un poco de aceite de oliva a tu baño también para mantener la piel hidratada.

41. Aquí está el problema. Mejora tu circulación y ayudaras a las glándulas linfáticas a drenar. Ayudar a tus ganglios linfáticos en su función te puede ayudar a evitar que se infecten. Al secarte las extremidades y el torso, cepilla en dirección hacia la ingle en las piernas y hacia las axilas en la parte superior del cuerpo. Puede hacer lo mismo durante un masaje con tu pareja.

42. Azucarado. Más de tres millones de sudafricanos sufren de diabetes tipo 2, y la incidencia va en aumento – con nuevos pacientes cada vez más jóvenes. Nuevos estudios muestran que este tipo de diabetes es a menudo parte de un síndrome metabólico (síndrome X), que incluye presión arterial alta y otros factores de riesgo para la enfermedad cardíaca. Más del 80 por ciento de los diabéticos tipo 2 mueren de enfermedades del corazón, así que asegúrate de controlar tus niveles de glucosa, ver la presión arterial y el recuento de colesterol.

43. Relájate. El estrés y el sexo son malos compañeros de cama. Un estudio de EE.UU. muestra que el estrés, los niños y el trabajo son los principales factores para amortiguar la libido. Con el advenimiento de la tecnología que nos permite trabajar desde casa, las líneas entre nuestro trabajo y nuestras vidas personales se han vuelto borrosas. La gente trabaja más horas, hace desplazamientos más largos y el trabajo impregna todos los aspectos de nuestras vidas, incluyendo nuestras relaciones sexuales.

44. Buenas noches. Descansar cura el cuerpo y se ha demostrado para reduce el riesgo de problemas del corazón y problemas psicológicos.